Posts Tagged ‘proverbios’

Proverbios Chinos

  • Si te caes siete veces, levántate ocho.almlas, necio, alegría, enojo, tristeza, vida, sabio, pensamiento, trabajo.
  • Las grandes almas tienen voluntades; las débiles tan solo deseos.
  • El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero sólo el necio se queda sentado en él.
  • Cuando te inunde una enorme alegría, no prometas nada a nadie.
  • Cuando te domine un gran enojo, no contestes ninguna carta.
  • No puedes evitar que el pájaro de la tristeza vuele sobre tu cabeza, pero sí puedes evitar que anide en tu cabellera.
  • El trabajo del pensamiento se parece a la perforación de un pozo: el agua es turbia al principio, más luego se clarifica.
  • Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona ocupada.
  • Nunca se pierden los años que se quita una mujer, van a parar a cualquiera de sus amigas.
  • Cuando bebas agua, recuerda la fuente.
  • Excava el pozo antes de que tengas sed.
  • La lengua resiste porque es blanda; los dientes ceden porque son duros.Todos los hombres son sabios; unos antes, los otros, después.
  • La tinta más pobre de color vale más que la mejor memoria.
  • Cada paso que da el zorro le acerca más a la peletería.
  • Todos los ríos van al mar, pero el mar no se desborda.
  • El que se pone de puntillas no puede sostenerse derecho.
  • El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice.
  • Dijo la sartén a la caldera: Tírate allá, culinegra.
  • A quien feo ama, hermoso le parece.
  • El deseo hace hermoso lo feo. Quien bien te desea, bien te sueña. La belleza es subjetiva.
  • Dime con quién andas y te diré quién eres.
  • Allégate a los buenos, y serás uno de ellos; no te acompañes con malos porque acrecentarás el número.
  • Si me das pescado, comeré hoy, si me enseñas a pescar, podré comer mañana.
  • Pregunta al hombre con experiencia, no al hombre con estudios.
  • Incluso las torres más altas empiezan en el suelo.
  • Vive cada día de tu vida como si fuera el último, un día acertarás.
  • Jamás desesperes, aún estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecundante.
  • Le pedí a Dios todo para gozar la vida, El me dio vida para gozarlo todo.
  • El jade necesita ser tallado para ser una gema. Cuando llegues a la última página, cierra el libro.
  • Quien hace una pregunta es ignorante cinco minutos; quien no la hace será siempre ignorante.
  • Es mejor volverse atrás que perderse en el camino.
  • La puerta mejor cerrada es aquella que puede dejarse abierta.
  • El que estudia diez años en la oscuridad, será universalmente conocido como quiera.
  • El sabio no dice lo que sabe y el necio no sabe lo que dice.
  • Ámame cuando menos lo merezca, ya que es cuando más lo necesito.
  • Si eres paciente en un momento de ira, escaparás a cien días de tristeza.
  • No prometas nada cuando te sientas eufórico; no respondas una carta cuando te sientas iracundo.
  • La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón? Si haces planes para un año, siembra arroz. Si los haces para dos lustros, planta árboles.
  • Si los haces para toda la vida, educa a una persona.
  • Si un problema tiene solución, no hace falta preocuparse.
  • Si no tiene solución, preocuparse no sirve de nada.
  • Qué curioso es el hombre, nacer no pide, vivir no sabe, morir no quiere.
  • El agua hace flotar el barco, pero también puede hundirlo.
  • No puedes guiar el viento, pero puedes cambiar la dirección de tus velas.
  • Si no quieres que se sepa, no lo hagas.

 

Tags: , , , ,

Proverbios Arabes

  • Castiga a los que te tienen envidia haciéndoles el bien.
  • ¿Cuándo será el fin del mundo? El día que yo muera.
  • El árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.
  • El hombre no puede saltar fuera de su sombra.
  • Es mejor encender una luz que maldecir la oscuridad.
  • Estate atento cuando tu enemigo te sonría: la fiera muestra los dientes antes de atacar.
  • La crueldad es la fuerza de los cobardes.
  • Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.
  • La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.
  • Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
  • Lo pasado ha huido, lo que esperas está ausente, pero el presente es tuyo.
  • No intentes poner recta la sombra de un bastón torcido.
  • Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate a un espejo.
  • Un consejo se da, y se recibe por convicción.
  • Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos.
  • Los oídos no sirven de nada a un cerebro sordo.
  • Para fortalecer el corazón, no hay mejor ejercicio que agacharse para levantar a los que están caídos.
  • Ten buena memoria, si eres mentiroso.
  • No seas tan blando que te expriman, ni tan duro que te rompan.
  • El que espía escucha lo que le desagrada.
  • No digas todo lo que sabes, no hagas todo lo puedes, no creas todo lo oyes, no gastes todo lo que tienes; Porque: el que dice todo lo que sabe, el que hace todo lo que puede, el que cree todo lo que oye, el gasta todo lo que tiene; Muchas veces: dice lo que no conviene, hace lo que no debe, juzga lo que no ve, gasta lo que no puede.
  • La primera luna después del matrimonio es la de miel, y las que le siguen de amargura.
  • Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás.
  • Sólo las mulas niegan su familia.
  • Una pérdida clara es muchas veces mejor que una lejana y problemática ganancia.
  • Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quien aplaudía.
  • Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.
  • Yo me quejaba porque no podía comprarme zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.
  • Alaba sólo a Dios, critícate sólo a ti mismo.
  • El que no sabe que no sabe, es un necio; apártate de él.
  • El que sabe que no sabe, es sencillo; instrúyelo.
  • El no sabe que sabe está dormido; despiértalo. El que sabe que sabe, es sabio; síguelo.
  • En la abundancia de agua, el tonto tiene sed.
  • La conjetura del sabio es más sólida que la certeza del ignorante.
  • La sabiduría no se traspasa, se aprende.
  • El hombre que no sabe sonreír, no debe abrir tienda.

Tags: , , , ,