Los deseos que negamos nos encuentran fatalmente.

Los deseos que negamos nos encuentran fatalmente.