No hay muertes inciertas ni vidas justificadas.

No hay muertes inciertas, ni vidas justificadas.